I.J. nos presenta en Eco Nocturno una poesía en constante ebullición. El ritmo frenético, la mesura metafórica y el contraste multidisciplinar en los epígrafes vertebrales del libro, representan, en gran medida, la esencia poética de este prometedor escritor canario.


Jugar con las letras, hilvanar palabras que son, a la vez, método de expresión y válvula de escape, ése es el arte que un día eligió - casi sin proponérselo - el joven escritor palmero I.J. Hernández. Eco Nocturno está estructurado en torno a tres conceptos: vida, muerte y amor. Son los temas más universales, pero en esa universalidad también es posible encontrar anécdotas y matices: la cotidianidad.

 

Almudena Cruz (La Opinión de Tenerife)